En recuerdo de Luis Navarro Sala

En recuerdo de Luis Navarro Sala

El ser humano, la grandeza de la creación, siempre miró al cielo como la morada de Dios. Nuestro amigo Luis se nos fue dejándonos un legado humano y artístico de toda una vida a través de la fotografía, pasión que siempre amó y en la que destacó en el arte fotográfico. Fue grande y brillante su obra en los años que estuvo con nosotros, sobresaltando su amor al ser humano y su humana divinidad. Su obra fotográfica artística también lo asciende al cielo después de haber expuesto hace unos años su obra al pueblo.

 ADIÓS, AMIGO
Adiós, amigo Luis… Qué fuerte…qué dolor…qué pena…qué lástima, pues llenaste el pueblo de amor y de amigos como premio a la dulcificación de nuestras vidas de afectos que ahora te dicen, con sus almas llenas de pena y los ojos nublados, adiós para siempre.

Porque, desde muy jóvenes, formamos una piña de amigos entrañables, en aquellos años de juventud, cuando empezamos a tener consciencia del mundo que nos rodeaba y sentimos la imperiosa necesidad de agruparnos para hacer realidad nuestros sueños, y vivir en el pueblo en sus múltiples culturales rodeados, a su vez, de dogmatismos políticos y religiosos.

Primero, y antes que nada, organizándonos porque era la única fuerza capaz de empezar inteligentemente algo nuevo para el desarrollo cultural de la juventud de nuestro querido pueblo, como así sucedió. Y ahí empezó la juventud a ser la referencia de aquella época en que trabajamos y convivimos en nuestro Club de la Juventud. Primer club histórico que nació en España realizado por jóvenes que muchos de ellos ya no están con nosotros, pero sí en nuestra evocación cuando recordamos la juventud de nuestras vidas.

 Amigo Luis, en este momento de intenso dolor por tu ausencia, cuando por tu sagrada fe que fue tu guía, tu alma se ilumina ante la grandeza de amor y dolor por tantos amigos que fueron tus amigos y siempre, ante su dolor, estuviste con todos. Pueblo que ahora, ante el golpe de saber que ya has emprendido tu viaje por los caminos por los de la fe que siempre defendiste y nos demostraste con tu entrega, cariño y amor por todos.

La buena gente luchadora como tú siempre estuvo en la primera línea, a la hora de hacer el bien y socorrer al necesitado, mostrando los muchos frentes que se abrieron con tu cariño,que con la fuerza de todos, para que naciera en plena libertad el conocimiento de la figura divina que vivía en tu alma y en la del pueblo que tanto amaste. Siempre convencido, sonriente, cariñoso y carismático, también enérgico lo mínimo, y a la vez, con voz susurrante, suave y amable nacida del alma del luchador sincero, rebosante de amor.…

Ahora que ya eres la luz del recuerdo hermoso, sublime e inolvidable de amor… y el dolor de todos los que te conocimos y conquistaste nuestros corazones, valoramos tu amistad, tu esfuerzo y sinceridad para llegar a tantos amigos. Amigos que entendieron que también fuiste siempre el abrigo de este pueblo que tanto te quiso y que con lágrimas en sus ojos en tus amigos, vivirás en nuestro recuerdo inolvidable.

Tus Amigos que siempre fuimos… Juan Ramón, Paco Cano, Eduardo “Edu”, Társilo Serrano, Luis Rico, Paco Máñez y tantos otros y también con el recuerdo triste y siempre alegre de Paquito Esteve, que ya se fue para siempre perdurando en nuestro el recuerdo de todos nosotros.
QUERIDO LUIS, FUISTE UN EJEMPLO DE CÓMO SE VIVE PLENO DE AMOR. DESCANSA EN PAZ.