Una calle para el notario

Una calle para el notario

Por: Mari Carmen Rico Navarro Cronista oficial de la Vila de Petrer

La calle Sancho-Tello es paralela a las calles Luis Chorro y a País Valencià. Su nacimiento se remonta a septiembre de 1934, hace ahora 87 años, cuando el alcalde Santiago García Bernabéu, propuso expropiar el solar lindante con el teatro Cervantes, pues era conveniente y necesaria la apertura de una nueva vía en la calle Gabriel Payá entre el teatro Cervantes y el edificio del Sindicato Agrícola. El solar que se expropió para abrir la calle era propiedad de la referida entidad agrícola.

Fue un mes después, el 26 de octubre, cuando se presentó el proyecto del aparejador Recaredo Rico Pina sobre la apertura de esta nueva vía que serviría de enlace al camino del Guirney y de ensanche y fácil acceso al teatro, incluyéndose memoria, planos, presupuesto y valoración de los terrenos que se pretendía expropiar, aprobándose por unanimidad. En el pleno municipal del 10 de enero de 1935 se fijaron los gastos, elevando el expediente y proyecto a la Junta Provincial de Sanidad de Alicante para que lo examinara.

La idea que se denominará Sancho-Tello en honor al que fue notario del Ilustre Colegio de Valencia, D. Jesús Sancho-Tello Latorre, fue propuesta por la Cooperativa Agrícola que lo solicitó al Ayuntamiento ya que, durante sus años de notario en Monóvar, de 1915 hasta junio de 1940, actuó muy favorablemente a los intereses de dicha Cooperativa. El 27 de agosto de 1954 se acordó por unanimidad que se llamase Sancho-Tello, apellido de esta prestigiosa familia de juristas valencianos.

En esta calle en los años 30 del pasado siglo la Cooperativa Agrícola y Caja Rural de Ahorros y Préstamos de Petrer instaló la almazara en el solar que ocupa actualmente El Super. Recordados almazareros fueron Tomás el de Ferro, Julio Bernabé y José Torregrosa Pascual. En 1964, se decidió trasladar la almazara a la calle Sax nº 26 hasta que pasó a estar en la avenida de Elda, donde se ubica actualmente la moderna almazara.

La Cooperativa Agrícola no permaneció ajena a la gran expansión demográfica y económica de la década de los años 60 del siglo XX y proyectó la remodelación de su sede central, junto con los pisos y locales comerciales, en los que se instalaría el primer supermercado que hubo en Petrer “El Super”. Fue en el año 1962 cuando se fundó la Cooperativa de Consumo, que era una sección de la Cooperativa Agrícola. A espaldas del teatro Cervantes estaba el cine Avenida, al que se accedía por esta calle.

Allá por el inicio de los años 50, el Avenida, que se utilizaba como cine de verano y baile, ante la demanda existente, poco después se cubrió y comenzó a funcionar como un cine convencional. La primera película que se estrenó en su pantalla tras esta transformación fue Sansón y Dalila y actuó como operador José Poveda el Vermellet. Los primeros vecinos de esta calle, a finales de los años 50, fueron Antuliano Rico y Leonor Beneito.