Canónigos, fáciles de sembrar en macetas

Canónigos, fáciles de sembrar en macetas

Los canónigos son plantas herbáceas anuales, de pequeño porte, con hojas verdes grisáceas, espatuladas, cóncavas y dispuestas en roseta. De fácil cultivo, es una de las últimas verduras que se ha incorporado a la huerta

La siembra del canónigo se puede hacer a voleo, es decir, directa de la semilla sin necesidad de trasplante. Es aconsejable poner a remojo las semillas de los canónigos unas 48 horas antes de realizar la siembra. Para no tener problemas con el desarrollo de los canónigos, debemos plantarlos en una maceta de 5l y con un diámetro de al menos 10cm. Aunque se puede cultivar en todo tipo de tierra, es preferible decantarse por una que sea ligera y rica en nutrientes.

Primero llenamos ¾ partes de la maceta con el sustrato y, a continuación, dejamos caer las semillas, intentando que haya una separación entre ellas de unos 3/4cm, y las cubrimos con más tierra. Al tratarse de un cultivo que requiere humedad, se recomienda que el riego sea regular, prácticamente a diario, pero se debe de evitar encharcamiento puesto que puede propiciar la aparición de hongos.

Una vez sembrada, la planta germinará a los 8/10 días y se podrá iniciar la recolección pocas semanas después. A la hora de recolectar, la mejor manera es con la ayuda de unas tijeras, ir recortando siempre las hojas exteriores puesto que de esta forma rápidamente vuelven a crecer, proporcionando de este modo una nueva recolecta.

La cosecha se alargará hasta la primavera, con la llegada de las temperaturas más cálidas, la planta florece y ya no se apta para el consumo.

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios